5. Se busca paciencia infinita

Tiempo de lectura: < 1 minuto

Frase de Un Curso de Milagros: Lección 23: «Puedo escaparme del mundo que veo renunciando a los pensamientos de ataque.«

Uno se despierta por la mañana. Lee la lección del día, por ejemplo: Lección 23.

Y uno digamos que entiende y ve su profunda verdad. Y durante cierto intervalo de tiempo parece factible dejar a un lado los pensamientos de ataque o de ser atacado (son lo mismo).

Pero, poco a poco, una va resbalando (más o menos cuando estás terminando el desayuno) y comienzan a borbotear. Y uno los observa, y no quiere renunciar a ellos. Y pasas el día con ellos, tan simpáticos. Y algo en ti que los aborrece y algo que los ama.

Al final, te das cuenta que se van a quedar contigo y aunque quieres, no tienes fuerzas para echarlos de casa.

Gracias al curso, al menos soy consciente de que están ahí. Y de mi incoherencia, y mi pereza. Y me quiero un poco más. J, dame un poco más de paciencia.

Quizá algún día sea capaz de no avergonzarme de perdonar, de ser feliz, de no ser un separado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *