15. La Verdad, no sé

Tiempo de lectura: < 1 minuto

Frase de Un Curso de milagros: «Los maestros de Dios proceden de todas partes del mundo y de todas las religiones, aunque algunos no pertenecen a ninguna religión… Este manual está dedicado a una enseñanza especial, y dirigido a aquellos maestros que enseñan una forma particular del curso universal. Existen muchas otras formas, todas con el mismo desenlace.» (¿QUIÉNES SON LOS MAESTROS DE DIOS?, Manual para el maestro, edición FIP).

Mensaje: Si nuestra verdad deja algo fuera, rompamos la cerca. No es la Verdad. Necesitamos algo más grande.

Hoy me levanté pensando en la Verdad.

Y la verdad, no lo tengo muy claro.

Muchos caminos ofrecen versiones de la Verdad, entiendo que parciales, dadas las diferencias entre ellas. Quizá encajándolas todas juntas, como un collage, tengamos una visión ¿aproximada? ¿distorsionada?  

Cuando creemos una verdad que creemos que es la Verdad nos ponemos serios. Invertimos fajos de ego en el número 22 negra. Nos jugamos mucho. Toda nuestra identidad está ahí, en el girar de la ruleta.

Imagina en el final de los tiempos, un representante de cada religión, de cada camino espiritual, todos juntos, esperado desvelar el misterio. Dios hace girar la ruleta. Es el momento de desvelar la Verdad. ¿Quién ganó en la apuesta? Qué emoción.

Para mí Un curso de milagros no es la Verdad. Pero es una verdad que me suena verdadera.

Amar lo es todo. Es lo único que existe. ¿Hizo el Amor daño a alguien?

En este mundo aparentemente hay que apostar, hay que creer.

Un curso de milagros es lo mejor que he podido encontrar.

Amor verdadero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *