34. Co-No-cimiento

Tiempo de lectura: < 1 minuto

El mismo día aquel del bajón en el teatro, y mientras escuchaba charlas sobre ciencia, sentí muy fuerte: ¡No me importas conocimiento científico!

Lo vi tan vacío, tan superficial, como hacer una autopsia minuciosa en un cuerpo muerto hace eones.

Y vi tanto ego entremezclado en el desentrañar, tantos nombres queriendo pasar a la historia.

NO, no eres el cimiento de nada.

NO, no eres COlaborativo.

Oh mundo fantasmal, te amo porque con el Gran Amor eres también maravilla.

¡Qué bello es, anclados en la roca del Gran Amor, hacer formas caprichosas en la arena del mundo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *