39. Hermanos padres

Tiempo de lectura: < 1 minuto

Queridos progenitores, dejad a vuestros hijos en Paz (Pink Floyd).

Los hijos no son nuestros, son en Dios.

No se deben a vosotros, sino a Ellos mismos.

No deben fidelidad nada más que a su propio Ser.

Jesús, con 12 años, en la sinagoga, les dejó claro a sus padres las prioridades. ¿Por qué me buscabais? ¿No sabíais que es necesario que yo esté en las cosas de mi Padre? Pero ellos no comprendieron lo que les dijo.

Mis padres son mis hermanos. La Filiación es una tabla rasa.

Padres, os amamos, os estamos agradecidos eternamente. Pero para encontrar vosotros la Paz, tenéis que dárnosla.

Dar es recibir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *