64. El infinito es una cuna

Tiempo de lectura: < 1 minuto

El infinito y UCDM

El infinito es una cuna en la que descanso en la Luz.

Puedo devanarme los sesos, hacer resúmenes.

Discutir un poco por allí, por allá.

Mil quinientas páginas dan para mucho.

Luz.

Siempre volver a ella.

La Luz ni siquiera sabe qué es perdonar, unirse, sanarse.

En «El desprecio» de Jean-Luc Godard, se cuenta una anécdota de un seguidor de Ramakrishna, que se hartó de su maestro, lo intentó por su cuenta, volvió tras varios años a verlo, para decirle que lo había conseguido. Le mostró cómo podía cruzar el río andando sin mojarse los pies. Ramakrishna, le dijo idiota, lo hago todos los días en el barco por una rupia. Gracias Roso, por la recomendación.

Cuando pensamos tonterías, cuando me dejo envolver por el torbellino, ahí está la Luz.

Cada frase de UCDM es Luz. Me puedo quedar descansando en ella.

El infinito es una cuna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *