74. Todas las estatuas caídas

Tiempo de lectura: < 1 minuto

Dar y recibir y UCDM

Dar es recibir. El emisor y el receptor son uno y lo mismo. (Imagen de Tomasz Kowaluk, Pixabay)

Seguimos derribando estatuas.

Churchill, Budas de Bamiyan, Lenin, Colón, general Lee.

No se puede crear un orden nuevo sin aplastar el anterior.

No hay mota que puede pasar desapercibida en el ojo ajeno.

Somos los Justos. ¿Qué esperabas?

UCDM nos enseña «El emisor y el receptor son uno y lo mismo».

Dar es recibir.

A quien decapito, a quien derribo es a mí mismo y a todos mis hermanos a la vez.

Qué bonito sería dejar en su sitio a todas las estatuas para ver cómo los elementos juegan con ellas, las oxidan, las erosionan.

Podríamos hablar con ellas y dialogar. Quizá abrazarlas y besarlas.

A todas sin excepción.

Sería un pasacalles de la risa, en el que veríamos cómo todas las grandes teorías acaban en eso, un pequeño montón de ceniza, entrañable.

Hoy quiero levantar todas las estatuas caídas, como se levantan los corazones.

Por el Día Internacional de las Estatuas Caídas.

Que ningún hermano se quede atrás.

Que todos sean bañados por nuestro rayo del perdón.

Una respuesta a «74. Todas las estatuas caídas»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *