75. Los mensajeros del miedo

Tiempo de lectura: 2 minutos

La atracción de la culpa y UCDM

Pensamientos siniestros, sabuesos de la culpa (1).

«Los mensajeros del miedo» es una expresión que aparece sólo tres veces en el Curso, todas en el Capítulo 19:

               A los mensajeros del miedo se les ordena con aspereza que vayan en busca de culpa y que hagan acopio de cualquier retazo de maldad y de pecado que puedan encontrar sin que se les escape ninguno so pena de muerte, y que los depositen ante su señor y amo respetuosamente.

               A los mensajeros del miedo se les adiestra mediante el terror, y tiemblan cuando su amo los llama para que le sirvan.

               Sólo los mensajeros del miedo ven el cuerpo, pues van en busca de lo que puede sufrir.

Son esos pensamientos siniestros que a veces nos acompañan.

Son profecías autocumplidas, porque crean lo que andaban buscando.

Son como murciélagos revoloteando en la oscuridad de nuestra cueva mental. Un susurro continuo que repite y repite los mismos argumentos, las pruebas del delito.

Fieles a su amo, el miedo, la culpa, nuestro Ra’s al Ghul interno.

Y recuerdo una historia que me contaron. Un amigo iba por la calle mascando todas las injusticias que había cometido su hermano contra él. Enumerando, ponderando, buscando nuevas razones que apoyaran razones anteriores, para formar una buena montaña de estiércol que tirar en su cabeza. Al llegar a casa de su hermano llamó a la puerta. Cuando éste abrió sólo se encontró con un tremendo insulto y una despedida abrupta. No hubo más palabras, tan sólo un hombre indignado y otro desconcertado.

Cuánta razón llevamos.

Qué meticulosos somos en los apuntes contables de los pecados ajenos.

Y satisfechos con el trabajo hecho, ya podemos echarnos a dormir plácidamente aterrados.

(1) Imagen de Batman Begins. https://www.eldiario.es/canariasahora/comic/BATMAN-BEGINS-REGRESO-SENOR-NOCHE_6_284931517.html

Una respuesta a «75. Los mensajeros del miedo»

  1. Si no has estado nunca en el pozo, ni eres consciente de que eres mensajero del miedo, si no has estado en el pozo oscuro de batman rodeado de murciélagos esperando que todo salte por los aires, tampoco verás la luz no? Así que a veces que nos salpique la montaña de estiércol, es solo caca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *