58. Caminar sobre un hilo de seda

Tiempo de lectura: < 1 minuto

Tuve recientemente una experiencia.

UCDM es una enseñanza total que aspira a ser UNA forma de expresar la verdad, pero que ninguna enseñanza podrá llegar a expresar.

Un dedo señalando a la luna.

Pero al ser total, y hablar de Dios y de la Verdad, podemos tener problemas al manejarlo. Todos sentimos esa tentación.

Algún maestro de UCDM dijo que el Curso era como andar por un hilo de seda. Requiere de gran delicadeza, el ego nos acecha en cada esquina del camino.

Por más veces que el Curso insista en el contenido sobre la forma, nuestro ego es forma y es nuestro modo por defecto. Debemos contar con ello.

Para esto son útiles los cortafuegos. Algunos son:

1. No pedir nada a nadie, no exigir.

2. No utilizar imperativos.

3. No llamarte maestro avanzado.

4. No mencionar al ego del otro, porque si lo mencionas, es tu ego.

5. Hablar menos, contemplar más.

Aplicar los cortafuegos no implica estar en modo AMOR, significa que estás en modo EGO controlado.

Estar en modo AMOR, no es una experiencia en la forma, es un sentir interior místico.

Todo lo que le importa al curso es tu funcionamiento mental. Todo lo relevante ocurre dentro, el Curso no te pide nada fuera.

Afortunadamente, hay una red de seguridad abajo.

Lo puedo volver a intentar.

Quizá algún día Te desee de verdad.

57. Parar el tiempo

Tiempo de lectura: < 1 minuto

El tiempo según UCDM

«El tiempo es inconcebible sin cambios, mas la santidad no cambia. Aprende de este instante algo más que el simple hecho de que el infierno no existe. En este instante redentor reside el Cielo.  Y el Cielo no cambiará, pues nacer al bendito presente es librarse de los cambios. Los cambios son ilusiones que enseñan los que no se pueden ver a sí mismos libres de culpa. En el Cielo no se producen cambios porque Dios es inmutable. En el instante santo en que te ves a ti mismo resplandeciendo con el fulgor de la libertad, recuerdas a Dios» (Capítulo 15. El instante santo).

El tiempo echa a andar cuando quiero «hacer algo».

Paramos el tiempo cuando soltamos la ansiedad, la prisa y los planes.

El presente se vuelve sagrado cuando estoy en Mi Mismo.

El instante es eterno cuando me olvido de «mí».

Puede aparentar que algo se está haciendo, hay movimiento en la formas.

Pero nada ocurre, Somos.

El tiempo es un amigo generoso porque se da para que termines desprendiéndote de él, esa es su función.

El ego es un amigo entregado ya que te acosa para que termines olvidándote de él. Esa es su entrega.

Miles de servidores a tu alrededor. Miles de amigos susurrando al oído. Ni un solo fantasma, ni sombra maldita. Ángeles todos.

¡Puedes pararlo todo ahora!

Siempre estamos a tiempo de parar el tiempo.

Stop.

56. Modo Parménides

Tiempo de lectura: 2 minutos
La Verdad, una esfera infinita, eterna, sin cambios, esquiva ( Imagen de ipicgr en Pixabay )

La verdad según UCDM

Filósofo oscuro, un misterio más surgido en el juego de la consciencia. Escribió en su Poema, que nos ha llegado en fragmentos:

«Pues lo mismo es pensar y ser».

«Pues jamás se impondrá esto: que cosas no son, sean. Tú, empero, de esta vía de investigación aparta el pensamiento y que el hábito inveterado no te fuerce a dirigir por esta vía, el ojo sin meta, el oído zumbante».

«Sólo un relato de una vía queda aún: que es. En ella hay muchísimos signos: que siendo ingénito es también imperecedero, total, único inconmovible y completo. No fue jamás ni será, pues ahora es todo junto, Uno, continuo. Pues, ¿Qué génesis le podrías buscar? ¿Cómo y de dónde ha crecido? No te permitiré decir ni pensar: “de lo que no es”, pues no es decible ni pensable que no es. ¿Qué necesidad lo habría impulsado a nacer, después más bien que antes, a partir de lo que no es nada? De este modo, es necesario que sea del todo o que no sea.»

«…Semejante a la masa de una esfera bien redonda, igualmente equilibrada desde el centro en toda dirección; pues no es correcto que sea algo más grande ni algo más débil aquí o allá. Pues no existe algo que no sea que le impediría llegar a su semejante, ni existe algo que sea de modo que de lo que es, haya aquí más y allá menos, porque es del todo inviolable. Por ende, siendo igual desde toda dirección, alcanza uniformemente sus límites.»

La verdad es eterna, uniforme, sin cambios, homogénea, perfecta como una esfera infinita.

«Mantente firme sólo en esto: no te dejes engañar por la “realidad” de ninguna forma cambiante. La verdad no cambia ni fluctúa, ni sucumbe ante la muerte o ante la destrucción.» (UCDM, Manual para el Maestro, ¿Qué es la muerte).

Estar en modo Parménides es ver más allá de las formas hacia una quietud total, todoabarcadora. Es la Visión frente a la percepción. El Propósito frente a los deseos.

¿Pero cómo no engancharse en todo este movimiento y diversidad, en todo el ruido y la furia?

¡Verdad, qué tímida eres!

55. Al mando

Tiempo de lectura: < 1 minuto

La guía de Jesús en UCDM

Vengo hablando mucho de Cay Villars, porque estoy disfrutando a diario de su canal en youtube (Joining in Light Devotional Center ).

Cay hace mucho hincapié en dejar que Jesús nos hable, continuamente. Preguntarle por cada cosa, como hacía Helen Schucman.

A ese guía interior le podemos llamar Jesús, Espíritu Santo o cualquier otro nombre que no sea de tradición cristiana. Es la Voz que habla en favor de Dios, de la Paz, del Amor.

TODOS lo tenemos disponible por igual, 24/7. No hay que ser un místico, ni adivino, ni tener poderes psíquicos.

Pero el ego hace mucho ruido. Cay le llama el zumbido del enjambre, el confeti de la conciencia. Una cortina de humo.

Para mí Jesús no es una voz. «Eh, oye».  Es una sensación de autenticidad, una certeza, una intuición. Son decisiones tan firmes como un roble, ancladas a lo más profundo de la verdad.

La felicidad es nuestra única función aquí. Porque nuestra función, es nuestra identidad. Somos felicidad cuando silenciamos el enjambre. Jesús nos guía entonces.

No quiero conducir, por favor, ponte Tú al mando.

54. Modelos de la Realidad en los caminos espirituales

Tiempo de lectura: 2 minutos

Hace un par de días vimos «Soy tú», un mediometraje de de Joan Cutrina.

Es un relato visual sobre la ley del espejo, inspirado en el libro de Noguchi.

Me vino este diagrama a la cabeza, que representa 3 modelos de la Realidad:

Modelos de la Realidad. De lo múltiple a lo unitario.

1. El modelo Legión o Dual, reconoce que hay diferentes cuerpos y almas separadas, con una historia diferenciada. En este modelo cabe el concepto de reencarnación, por el cual tengo unas tareas que cumplir o experiencias que vivir para «progresar» en la escalera espiritual. En este modelo nos encontramos con personas que nos sirven de «maestros» mostrándonos las zonas oscuras. Nos sirven de espejo para que advirtamos nuestras carencias y aciertos.

2. El modelo neurona o Semi-dual postularía que formamos una red invisible de mentes conectadas, con cierto grado de autonomía pero con un nexo de transmisión de información inmediata. Así, por ejemplo, cuando alguien no me gusta, este mensaje es percibido instantáneamente por el otro segmento mental y reacciona correspondiendo a nuestro sentimiento. Este modelo explica cambios misteriosos e invisibles que ocurren en las relaciones en ocasiones o la existencia de sincronicidades o casualidades difíciles de explicar si no se asumiera la existencia de una base de datos compartida por todos.

3. El modelo No-Dual por el cual se considera la realidad como una unidad total. No hay yo, ni tú, ni ellos. Sólo se puede hablar de un «Nosotros somos» o un «Soy» todo abarcador. Así, esa aparente persona u objeto es un fragmento del Ser único. Todas sus virtudes o defectos son míos porque somos la misma mente en funcionamiento. Los aparentes cuerpos no suponen una frontera dentro de esa única mente. Tú no eres mi imagen en el espejo, tú eres yo, también. Me pierdo en los demás, no hay identidad, ni individualidad alguna. Es la visión del místico que se siente grano de arena, brizna de hierba, la más alejada galaxia. En este modelo se tiene que introducir el concepto de Maya, Ilusión o Sueño para explicar cómo la Unidad se cree Multiplicidad. Es el enfoque de UCDM y Advaita.

Estos modelos de la realidad están implícitos en las diferentes corrientes espirituales.

Sólo los agraciados pueden «saber» si son modelos acertados.

Los demás nos contentamos con hablar, discutir y defender las bondades de nuestro modelo preferido, como si fuéramos de un equipo de fútbol.

Y esperamos que la práctica nos conduzca a la gracia.

Máxima suerte.

53. Nuestras defensas con UCDM

Tiempo de lectura: 2 minutos
La aparente Gran Distancia.

Las defensas en UCDM son un tema fundamental en el texto. Como regla general, nuestro ego se defiende de múltiples maneras contra el Amor, Dios o como prefiramos llamarlo. Pero hay un tipo de resistencias específicas que surgen en muchos estudiantes occidentales debido a que el texto parece venir cargado emocionalmente:

1. Tras Helen transcribir el curso manualmente procedente de Jesús, el texto sufrió una serie de «mejoras de edición» (modificaciones, alteraciones y recortes) realizadas por Helen y Bill con objeto de eliminar referencias personales y aspectos controvertidos, así como de dar cierta solemnidad espiritual al texto.

2. En la edición española, en la traducción, a pesar de ser de una gran calidad y belleza, se tendió a añadir otra capa de solemnidad acorde con un texto espiritual de carácter cristiano. Esta diferencia cualitativa se observa al leer la versión en inglés, que es más ligera y cercana que la española.

3. Sobre el uso del lenguaje cristiano, es evidente que en la sociedad actual genera atracción y rechazo, quizá es más frecuente en el segundo caso. A mí personalmente me parece maravilloso que UCDM haga una reinterpretación de los conceptos que la iglesia institucionalizada ha hecho durante siglos y creo que es un gran servicio que el curso hace al mensaje real de Jesús. Pero esto es algo que se va superando cuando ves la maravillosa profundidad y amor que encierra el texto.

4. A esas cargas derivadas de cómo se elaboró y tradujo el texto, le hemos de añadir todo nuestro bagaje cultural, religioso y personal, que viene equipado con un buen arsenal de defensas. En el Capítulo 20 del reciente libro Jesus: A New Covenant, se recogen casi 200 diferentes tipos de creencias y deseos en defensa de la separación.

5. Y, como último recurso, para el ego conseguir hacer la fortaleza inexpugnable, está esa tradición de que el curso es muy difícil y requiere de muchos años de estudio para entenderlo.

El patrón presente en todas las etapas de esta evolución es aumentar LA SERIEDAD, LA SOLEMNIDAD, LA COMPLEJIDAD.

Somos afortunados de que muchos maestros nos hayan facilitado el camino, empezando por todos los maestros involucrados en las ediciones originales. La edición de UCDM de Robert Perry con las transcripciones originales de Helen, incluyendo los Cameos con Jesús, nos acercan increíblemente a la ternura de esta enseñanza. Cay Villars, por su parte, a través de sus Círculos de Luz, nos muestra cómo la Luz y Jesús se encuentran a disposición de todos, aquí, ahora.

Nada más fácil que reconocer la Luz.

La complejidad es siempre del ego.

52. Retraduciendo (muy ligeramente) el prólogo del Evangelio de S. Juan

Tiempo de lectura: 2 minutos

Logos (en griego λóγος -lógos- ) es una palabra griega que tiene varios matices de significado: Logos es la palabra en cuanto meditada, reflexionada o razonada. Puede traducirse de distintas formas: habla, palabra, razonamiento, argumentación o discurso. También puede ser entendido como: «inteligencia», «pensamiento», «sentido» (https://es.wikipedia.org/wiki/Logos).

Y si cambio la Palabra (logos) por Mente (podría ser Consciencia también) como sugiere UCDM en el T-8, VII-7(«La Biblia dice: “El Verbo (o pensamiento) se hizo carne”.»). Veamos:

————————

1. Al principio existía la Mente, y la Mente estaba junto a Dios, y la Mente era Dios.

2 Al principio estaba junto a Dios.

3 Todas las cosas fueron hechas por medio de la Mente y sin ella no se hizo nada de todo lo que existe.

4 En ella estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres.

5 La luz brilla en las tinieblas, y las tinieblas no la recibieron.

6 Apareció un hombre enviado por Dios, que se llamaba Juan.

7 Vino como testigo, para dar testimonio de la luz, para que todos creyeran por medio de él.

8 Él no era la luz, sino el testigo de la luz.

9 La Mente era la luz verdadera que, al venir a este mundo, ilumina a todo hombre.

10 Ella estaba en el mundo, y el mundo fue hecho por medio de ella, y el mundo no la conoció.

11 Vino a los suyos, y los suyos no la recibieron.

12 Pero a todos los que la recibieron, a los que creen en su Nombre, les dio el poder de llegar a ser hijos de Dios.

13 Ellos no nacieron de la sangre, ni por obra de la carne, ni de la voluntad del hombre, sino que fueron engendrados por Dios.

14 Y la Mente se hizo carne y habitó entre nosotros. Y nosotros hemos visto su gloria, la gloria que recibe del Padre como Hijo único, lleno de gracia y de verdad.

15 Juan da testimonio de él, al declarar:

«Este es aquel del que yo dije:

El que viene después de mí

me ha precedido,

porque existía antes que yo».

16 De su plenitud, todos nosotros hemos participado y hemos recibido gracia sobre gracia:

17 porque la Ley fue dada por medio de Moisés, pero la gracia y la verdad nos han llegado por Jesucristo.

18 Nadie ha visto jamás a Dios; el que lo ha revelado es el Hijo único, que es Dios y está en el seno del Padre.

————————

Para mí es un testimonio no-dual. La Mente separada crea el mundo, pero Dios no deja de incluir en el mundo el pensamiento de Luz (mente recta o Espíritu Santo) para marcar el camino de regreso a la Unidad que somos todos, en el seno del Amor, Mente unificada.

51. Tarareando el Capítulo 8 de UCDM: El viaje de retorno

Tiempo de lectura: 3 minutos

La dirección del plan de estudios de UCDM es la paz, esa es su motivación. No busca mejorar materialmente tu vida, que manifiestes nada en el mundo. Su integración conduce a una paz consistente.

La diferencia entre el aprisionamiento y la libertad se deriva de los planes opuestos del ego y el Espíritu. Mientras que el primero sólo persigue que no salgamos de la ratonera de los deseos y el aislamiento, el Espíritu simple apela a nuestra voluntad libre. ¿Y cuál es esta? Pues lo mismo que quiere Dios para nosotros, paz y felicidad completas. ¿Qué otro cosa querríamos tener? El Plan de Dios tiene un final seguro que es nuestra Unión plena en el Amor de todos, pero Él nos creó libres. Nuestro libre albedrío se expresa en permitirnos que seamos nosotros cuándo queremos que esto ocurra.

El encuentro santo ocurre cuando nos unimos en la luz. Cada relación es una nueva oportunidad para salvarnos. Somos luz, todos los hermanos, al igual que Dios. Nuestro destino es el de nuestros hermanos porque somos ellos. No puedo encontrarme a mí mismo únicamente porque no soy un ente separado.

El regalo de la libertad es el máximo obsequio que podemos dar a un hermano. Porque sólo así reconocemos su naturaleza.  La libertad es creación porque es amor. El fin del mundo tendrá lugar cuando termine el Aislamiento, la Separación. Curarse es superar la separación, es alcanzar la unión.

La voluntad indivisa de la Filiación es la misma que la de Dios. Vivir en plenitud, todos queremos, todos necesitamos lo mismo. Nuestro camino es el regreso a Dios, al Hogar.  Jesús va delante porque trascendió el ego, al igual que nosotros lo haremos. El ego sólo tiene el poder de demorarte.

El tesoro de Dios somos nosotros, su Hijo. Dios no nos ha abandonado, no nos odio, no nos castiga. Dios nos ama como el padre al hijo pródigo. Le da igual lo que hagamos, siempre nos recibirá jubilosamente. Nuestra función es extender conjuntamente el Amor de Dios para así acrecentarlo. El viaje a Dios es un viaje sin distancia a una meta que nunca ha cambiado. El corazón de Dios está en nosotros, su Tesoro. ¿Dónde ponemos el nuestro?

El cuerpo es un medio de comunicación cuando lo ponemos al servicio del Espíritu. Si lo usas para atacar refuerzas la separación. Utilizarlo para unir a otras mentes el propósito de la salvación. El pensamiento es comunicación y puedo utilizar el cuerpo para la unión. Así, el cuerpo, el templo del ego, se convierte en el templo del Espíritu y al hacerlo, sanamos. Su utilizamos el cuerpo para otros objetivos, dará lugar a enfermedades, pues fomentará la separación, interrumpiendo la extensión del amor. La salud es tener un propósito unificado para el cuerpo, el mismo que el de la mente, que es extender.

Considerar el cuerpo como medio o como un fin deriva del maestro que elijas, el Espíritu o el ego. El ego está interesado en la enfermedad porque certifica tu vulnerabilidad. La enfermedad es un testigo de que hemos elegido la separación. Un cuerpo enfermo no tiene sentido, porque el cuerpo no tiene finalidad. El cuerpo es un recurso de aprendizaje, no un maestro. El cuerpo es una herramienta de la mente. La salud es el estado natural de todas las cosas cuando se ponen en manos del espíritu.

La curación es el resultado de elegir la percepción corregida por el Espíritu. Cuando el ego te tiente a enfermar no pidas al Espíritu que cure el cuerpo, sino que te enseñe a percibir correctamente el cuerpo. Toda clase de enfermedad y la muerte son expresiones físicas del miedo a despertar. El descanso procede de despertar, no de dormir. La curación es la liberación del miedo a despertar. La enfermedad no se origina en el cuerpo, sino en la mente. Es síntoma de que la mente está dividida y no tiene un propósito unificado.

49. Traer adelante

Tiempo de lectura: < 1 minuto
Meditar es recordar que la Presencia está delante. En el primer plano de nuestra existencia.
Primerísimo primer plano de la Presencia.

Hay un icono en MS Word que es «Traer adelante».

Parece que el cuerpo es el centro de nuestra experiencia.

Pero UCDM nos enseña otra forma de ver. Tu Consciencia, Mente es el centro de la experiencia. Tus pensamientos, pasiones y percepciones (las 3 P) están detrás de tu Presencia. Ella permanece, mientras ellas van y vienen alborotadas.

Nuestro estado natural es ser Presencia, Vida consciente. El amor, la paz, la felicidad, no son emociones, son estados del Ser.

Nuestro estado habitual es identificarnos con las 3 P. Vivir tan pegados a ellas como si fueran nosotros mismos.

Nuestro estado natural es meditar, traer adelante lo que Es.

Nuestro estado habitual es la preocupación (por la culpa del pasado, por el miedo al futuro).

Cuando meditamos, hacemos click en el icono y todo se recoloca.

Lo que está delante, vuelve al primer plano.

Ahora todo está bien.