CAPÍTULO 3: LA PERCEPCIÓN INOCENTE

Tiempo de lectura: 5 minutos

Este es un capítulo esencial del curso y que ayuda a poner los cimientos de la Visión (percepción verdadera). El cimiento inamovible es nuestro reconocimiento de ser Hijos de un Dios puramente amoroso. Mientras aprendemos esta lección en el mundo, seguiremos percibiendo, hasta que la integremos mediante la certeza que da el conocimiento. Conocer implicar integrar la mente dividida a su estado natural como instrumento de creación de la Consciencia pura. Este aprendizaje, ya sea en el marco de la terapia o de la enseñanza, requiere como única base el saber el milagro que somos.

1. La necesidad de estudiar:

O de cómo nos defendemos para escaparnos de la verdad

Este es un curso de entrenamiento de la mente y requiere de atención y estudio. Los buenos estudiantes reservan períodos de estudio durante el día. Quizá no te des cuenta que muchos de los problemas con los que te encuentras están solucionados aquí. O a veces crees que sí pero no lo consultas. A veces utilizamos el retraso mental como una defensa contra la verdad. En ocasiones, simulamos una «discapacidad intelectual» como una excusa para no seguir el Curso («Es muy difícil»).

2. Principios especiales para los obradores de milagros:

Más principios de milagros

– El milagro elimina la necesidad para preocupaciones de orden inferior (que involucran tiempo y espacio).

– Crear y fabricar son opuestos. La confusión se origina al responder a formas de creación falsa con cualquier cosa distinta al deseo de curar (milagro).

– El milagro siempre niega el error y afirma la verdad. Lo que no tiene efecto no tiene existencia real, es vacío.

– El poder para el ajuste de niveles del milagro conlleva curación. El perdón es vacío si no conlleva corrección.

– «Haced esto en memoria mía» es una solicitud de cooperación a hacer milagros. El tiempo está bajo la dirección de Jesús, la eternidad pertenece sólo a Dios.

3. Reconciliación sin sacrificio:

O de algunas nociones sobre Dios que no tienen sentido

1. La Reconciliación se inició con la crucifixión -> fue la Resurrección. Nada puede destruir la verdad.

2. Dios exige sacrificios –> Dios sólo ofrece misericordia, amor

3. Dios no quiere que te des sin medida–> no sólo no debes victimizar a los demás, tampoco a ti mismo. Debes aprender a dejar peticiones no atendidas de los demás cuando corresponda.

4. Jesús es el Cordero de Dios, por haberse sacrificado por nosotros–> No, es el cordero por ser el símbolo de la inocencia.

5. El cordera quita los pecados del mundo por su sacrifico–> los inocentes lo son porque no ven el pecado. En gracia tu mente ve a Dios. La ofrenda en el altar es la Reconciliación, no el sacrificio.

4. La percepción inocente:

Inocente y verdadero es lo mismo. Percibir verdaderamente es ver la realidad tal como es. Si sólo lo que es verdad, existe y sólo lo creado por Dios y por sus hijos con su misma voluntad es real, no se puede ver más que perfección. Percibir verdaderamente implica cancelar toda nuestra visión errónea de nosotros y los demás, porque los ves tal como fueron creados.

5. Percepción frente a conocimiento:

Percibir correctamente debe ser previo al conocimiento. En la percepción correcta todavía hay corrección, porque hay interpretación (acertada). En el conocimiento hay certeza total. Reconocer a un hermano es volverlo a conocer, todo conocimiento es reconocimiento, porque antes de la separación ya conocíamos. La oración del milagro es:

Jesús, ayúdame a ver a mi hermano como es, para poder liberarnos ambos

6. La mente dividida:

Tu espíritu sabe, ama y crea. En cambio tus funciones actuales son equívocas, porque nuestra mente está dividida. El espíritu no tiene niveles y todos los conflictos provienen del concepto de niveles. Los niveles producidos por la separación son desastrosos.

La mente consciente es el nivel de la percepción, mientras que el superconsciente es el nivel que quiere conocer. El subconsciente tampoco es un contenedor de productos de desecho, todo nivel tiene poder creativo. El subconsciente consiste fundamentalmente en la habilidad de hacer milagros y debería estar bajo la guía de Jesús. Todo el poder creativo de la mente proviene del espíritu.

El Curso utiliza espíritu en el sentido que Advaita utiliza Consciencia. Podemos resumir el proceso de separación como el momento en que la Consciencia quiere experimentar los grados y para ello crea la mente (aspecto creativo de la consciencia) que percibe. Esta mente genera un mundo porque para percibir grados tiene que haber algo que percibir (mundo) y algo con lo que percibir (cuerpo). Es decir, la mente genera la materia. La mente que percibe tiene dos opciones: recordar su origen (percepción verdadera o Espíritu Santo) u olvidarlo y crearse un cuerpo (ego o percepción errónea).

El error se debe corregir desde abajo hacia arriba, lo que implica unificar nuestra mente para que recuerde el espíritu y su conocimiento.

7. Más allá de la percepción:

La capacidad de percibir aparece tras la separación. La percepción surge de una sensación de carencia para la cual tenemos que hacer y fabricar cosas. Conocer no requiere acción. Lo mejor que podemos hacer con la percepción es percibir milagrosamente hasta que por fin nos conozcamos a nosotros mismos (como milagro realizado por Dios a su semejanza) y a Dios mismo. Mientras dure la percepción, la oración es necesaria (hay algo todavía que pedir). Cuando conocemos, la oración da paso a la comunión.

8. La meta esencial de la terapia:

En este apartado hay dos ideas fundamentales:

1. la terapia es una forma de obrar milagros. En la interacción, todos somos iguales, no hay terapeuta, no hay paciente, ambas ganan en la transacción. El terapeuta es simplemente quien tiene temporalmente una mejor percepción de la realidad a ofrecer a su hermano. Las condiciones para la terapia son:

a) apreciar el poder del pensamiento

b) apreciar la igual de todos

c) la voluntad de soltar todo lo que no sea verdad

2. la importancia de no validar la opinión de los demás sobre nosotros mismos. No somos una imagen, no somos opinables, no debemos reaccionar ante sus errores. El perdón es reconocer que sus falsas percepciones no pueden dañarte.

9. El miedo a enseñar:

Al igual que la terapia, la relación profesor-estudiante es la de obrar milagros. No hay nadie por encima o por debajo, la interacción entre ellos es abolir las diferencias. El papel de un maestro es llevarse a sí mismo y a los demás fuera del desierto. El propósito de enseñar es siempre abolir el miedo, es decir, enseñar sólo la verdad. Pero para ello el maestro debe perder el miedo sabiendo quién es realmente. Jesús alaba a Descartes al contar con la certeza de su existencia en «Pienso, por lo tanto, existo».

10. El juicio y el problema de la autoridad:

Enjuiciar está implícito en percibir, siempre hay una evaluación, una selectividad, como si pudiéramos elegir nosotros la realidad. Vivir sin juicios libera tremendamente y no es necesario juzgar para organizar tu vida. Enjuiciar genera una tensión intolerable, que nos debilita y nos lleva al agotamiento continuo.

Todo nuestro deseo a rechazar y nuestro miedo proviene de no reconocer nuestro autoría por Dios. Con ello tiramos por la borda nuestra propia paz.  Desea el Reino de los Cielos e implicará que sabes quién eres y aceptas tu herencia.

11. Los cimientos inamovibles:

Todas las ideas, aunque sean equivocadas, son poderosas, porque han sido producidas por el Hijo de Dios. La creencia de tu propia autoría el centro de tu sistema de pensamiento. Al creer en la separación has puesto el cimiento sobre una mentira, que es destructiva y engendra miendo (el diablo es el símbolo de la separación).

El cimiento inamovible es tu creación por Dios, porque en ella está la verdad y la luz. Nuestro Reino no es de tu mundo. Abandonamos el mundo no por la muerte sino por la verdad.

CAPÍTULO 2: LA DEFENSA CORRECTA Y LA LIBERACIÓN DEL MIEDO

Tiempo de lectura: 6 minutos

Este es uno de los capítulos «psicológicos» de UCDM versión CAE. Es un capítulo esencial porque pone las bases del sistema de pensamiento del Espíritu. Es también uno de los capítulos más largos (51 páginas).

1. El significado de la posesión

O de como buscamos sustituir a Dios obteniendo del exterior

Toda nuestra tendencia a poseer o ser poseídos (dinero, personas, por espíritus, conocimiento) no es más que distorsiones de nuestro deseo profundo por ser poseídos por Dios, de nuestra irresistible atracción hacia Él. Esas distorsiones son la falacia de la posesión. No podemos ser poseídos por nada de nuestro mundo (no hay tiranía), porque nuestra voluntad es libre que es como Dios nos creó (sí hay autoridad, porque nos creó).

2. La causa de la separación:

O de por qué nos separamos de Dios

Una malinterpretación del deseo de conocimiento (comer del árbol del conocimiento tras las mentiras de la serpiente-ego) nos llevó a abandonar voluntariamente nuestra paz mental (Jardín del Edén). Nos separamos de Dios al querer nosotros mismos nuestros autores. Y entonces comenzamos a fabricar el mundo (miedo) en sustitución de nuestra capacidad de crear en el amor. Fabricar es proyectar miedo hacia fuera, extender es proyectar amor hacia fuera.

Al separarnos nos quedamos dormidos, de hecho desde «Adán» seguimos así. Ahora es necesario deshacer la aparente separación, salvándonos, iluminándonos, mediante el Regreso-ReUnión (Atonement) con Dios.

3. El uso adecuado de la negación:

O cómo negar las ilusiones es un paso previo a aceptar nuestra verdadera identidad

Podemos negar la verdad (mundo) o negar la ilusión (cielo). Mediante la negación el error defendemos la Verdad. Al negar la ilusión, liberamos la mente y nuestra voluntad para volver a crear. El curso es un camino de discernimiento, para separar el grano de la paja.

4. La reinterpretación de las defensas:

O cómo utilizar nuestras defensas en defensa de la Verdad.

Todos los mecanismos psicológicos utilizados para defender nuestra sombra (intelectualización, disociación, retirada, huida, distanciación, regresión, sublimación) son reinterpretados por el Espíritu como mecanismos útiles para defensa contra la ilusión.

 5. La Reconciliación como Defensa:

O cómo la Defensa definitiva es la Reconciliación

La Reconciliación es el mecanismo ideado por Dios para poner fin a la separación. Este proceso se inició mucho antes de la resurrección de Jesús. Muchas almas y ángeles fueron enviados durante mucho tiempo antes pero tuvieron que retroceder ante la fuerza de los ataques de los separados. Mediante la Reconciliación nos liberamos de nuestro pasado al tiempo que regresamos a Dios. Cuando la Reconciliación haya sido alcanzada por toda la Filiación ya no habrá necesidad del tiempo, que es un efecto de la separación.

La Reconciliación requiere un compromiso total por nuestra parte. Nos cuesta creer que una defensa que no es destructiva puede ser buena. La asociamos con perder algo. Pero los mansos son los que heredarán la tierra porque sólo quien no ataca puede ser fuerte.

6. La restauración del Altar:

O cómo la Reconciliación con Dios es un proceso interior de recuperación de nuestra verdadera voluntad

La Reconciliación sólo puede ser aceptada en tu interior. Desde la separación hemos utilizado las defensas para protegernos de la Reconciliación y mantenernos separados. La santidad de un templo reside en el altar interior. El cáliz se encuentra en nuestro altar interior, más allá del cuerpo.

Es una cuestión de tiempo que todos aceptemos la Reconciliación. Su inevitabilidad parece contradecir nuestro libre albedrío, pero esto no es cierto porque nuestra verdadera voluntad coincide con la de Dios. El umbral del dolor puede ser grande, pero no ilimitado. Al final todo el mundo reconoce que hay un camino mejor. Los Hijos de Dios tenemos derecho a la perfecta paz que proviene de la perfecta confianza.  Dios está sólo sin sus Hijos y nosotros nos sentimos solos sin Él.

7.  El milagro como un medio de curación:

O como corregir la confusión de niveles es un paso esencial en la Reconciliación

Curarse implica liberarse del miedo. Y para ello se debe reconocer que el nivel de la mente con el espíritu es el nivel causativo. El cuerpo es un pensamiento de la mente y es utilizado como un medio de aprendizaje. El querer alcanzar la felicidad mediante el cuerpo en magia. El mundo material es un producto de la Mente colectiva, que es la que necesita curación.  Magia es creer que la materia tiene poderes creadores o curativos. Sin embargo, los procedimientos mágicos (p.ej medicamentos) pueden ser útiles inicialmente para evitar exacerbar el miedo, que no haría más que reforzar la separación. Esto es algo que diferencia UCDM de la ciencia cristiana.

8. La única responsabilidad del obrador de milagros:

O como aceptar la Reconciliación es el paso necesario para obrar milagros

El obrador de milagros deber aceptar la Reconciliación, reconociendo que la mente es el único nivel causativo. Así se evita exagerar la importancia del cuerpo (es sólo un mecanismo de aprendizaje) y enfatiza el papel de la mente como única capaz de aprender. El aprendizaje implica despertar el ojo espiritual y apartar la fe en la visión física.

9. La corrección del miedo:

O como liberarnos del miedo es nuestra responsabilidad

Somos responsables de ejercer nuestra voluntad para liberarnos del miedo. El miedo implica que hemos elevado preocupaciones físicas al nivel mental. Si no nos permitimos comportamientos inapropiados, ¿por qué si permitimos pensamientos dementes? Somos responsables de lo que pensamos, que es donde podemos ejercer la elección. Jesús nos sugiere que dejemos bajo su control los aspectos materiales de la vida y que nos guíe en el discernimiento de las elecciones. No pidamos que nos libre del miedo pero sí que nos ayude a recuperar nuestra voluntad por la cual tomamos decisiones.

Si hay miedo, es que hay conflicto, entre lo que quieres y lo que haces. Sólo la mente puede producir miedo. Esto no se corrige haciendo las cosas mejor, sino QUERIENDO mejor.

El proceso de corrección consta de los siguientes pasos:

1. Reconoce el miedo

2. Si tienes miedo, no has elegido el amor.

3. la elección de amor perfecta es la Reconciliación.

Aquí aparece la oración de la Reconciliación, que podemos resumir:

– rezo para unificar mi voluntad con la de Dios

– rezo para aceptar la Reconciliación con convicción

– rezo para que mi miedo sea sustituido por amor

– afirmo mi voluntad para aceptar y actuar según el principio de la Reconciliación

– Y termina diciendo: «Aquí estoy»

 10. El poder real de la mente:

O la importancia de reconocer el poder de nuestra mente, tanto cuando fabrica como cuando crea

Reconozcamos que la mente es un agente poderoso, que nunca cesa, nunca duerme, lleno de fuerza creativa. Esta energía se puede utilizar para fabricar (miedo) o crear (amor). 

No hay pensamientos ociosos, todo pensamiento produce efectos.  Necesitamos entrenamiento para vigilar nuestros pensamientos. Para ser obrador de milagros es necesario reconocer plenamente el poder de los pensamientos y renuncia al pensar errado.

11. El conflicto básico:

O de la estructura de la estructura de la mente y cómo sólo hay dos opciones: miedo y amor

En esta sección J. aborda el tema del inconsciente. Incluyo un diagrama que resume en líneas generales:

Este diagrama está inspirado en otro realizado por Robert Perry, que pude ver en una de sus clases del programa Course Companions. Es interesante observar que el conflicto (localizado entre el consciente y el inconsciente superficial, en continua retroalimentación) está limitado por nuestra tendencia al amor, que surge como corrientes ascendentes de nuestro inconsciente más profundo, atraído por el imán del Dios. Creo que es una forma muy novedosa de representar la naturaleza humana, esencialmente amorosa, frente a otros visiones más pesimistas.

El conflicto básico está entre crear o fabricar (crear erróneamente), entre elegir amor o miedo. El conflicto no puede desaparecer hasta reconocer que las creaciones erróneas (derivadas del miedo) no son reales. Sólo nos queda dejar de proyectar YA y aceptar la Reconciliación para perdonar las proyecciones del pasado.

12. Maestría del amor:

0 de cómo sólo merece la pena centrarse en el amor

El miedo no puede controlarse. El mero hecho de creer en su existencia, impide su control. El conflicto sólo se puede resolver siendo un maestro del amor. El miedo es nada y el amor, todo. Debemos aceptar que hemos creído en la separación, sino no podremos revertirla.

Dios ha creado un solo Hijo, formado por muchas mentes. La Filiación en su unidad trasciende la suma de las partes. Cuando una de las mentes falta, la unidad está incompleta. El conflicto no se podrá resolver hasta que todas las partes individuales hayan regresado.

El proceso de la maestría del amor es iterativo y retroalimentado. Se inicia con un poco de disposición, que es un prerrequisito. Con cada milagro ganamos algo de confianza en nuestra habilidad como obradores. Esa confianza refuerza nuestra maestría. La confianza total sólo se alcanza con la maestría.

13. El significado real del Juicio Final:

O de cómo el JF es simplemente una evaluación para preservar sólo el amor

En nuestra vida las únicas creaciones reales son las derivadas del amor. Todo lo demás es superfluo. El JF consiste en una evaluación sobre aquellos que hemos creado con amor. El JF no es Dios, es nuestro. Tal y como lo entiendo, el JF puede verse en diferentes escalas:

a) el largo plazo, en la que el JF tendrá lugar cuando todos nosotros caigamos en la cuenta que sólo el amor permanece. Será la culminación de la Unión con Dios. Llevará millones de años.

b) el medio plazo, en la que puede ocurrir al final de nuestras encarnaciones. En nuestro momento de transición evaluaremos nuestras creaciones. Un proceso similar es por el que han pasado muchas personas en las experiencias cercanas a la muerte (ECM).

c) el corto plazo, por el cual por ejemplo, al final de cada día, hacemos el balance de lo realizado.

19. Universales

Tiempo de lectura: 2 minutos

Frase de Un Curso de Milagros: «El milagro reconoce que todo el mundo es tu hermano así como mi hermano también. Es una manera de percibir la marca universal de Dios.» (UCDM, edición FIP, T. 1, I-40).

Definición: Universo: El uno que gira.

Mensaje: ¿Suficiente drama? Recordemos que somos el Uno que aparentemente gira.

Hace un tiempo me entró la nostalgia universalista. El universalismo en wikipedia se define en función del ámbito como:

1. Espiritual: El universalismo, en sentido general, es una idea o creencia en la existencia de una verdad universal, objetiva y/o eterna, que lo determina todo, y que por lo tanto, es y debe estar presente igualmente en todos los seres humanos.

2. Político: doctrina política que aboga por la unificación de todos los poderes e instituciones mundiales bajo una sola cabeza o forma de organización.

3. Religioso: corriente religiosa cristiana que se caracteriza por creer en la salvación de todos los hombres en virtud de la bondad y el amor infinitos de Dios.

En una época en la que la separación hace estragos (sea en forma de Brexit, de nacionalismos, identidades), el universalismo está de capa caída. Aparentamos vivir un pluriverso, legión de cosas desconectadas que giran alocadamente, golpeando unas con otras.  

Paradójicamente, católico etimológicamente es ‘para todos, universal’. ¿No es divertido?

Realmente el concepto de universalismo está ahí pero como movimiento no existe. No he visto blogs, ni manifestaciones, ni plataformas.  Es necesaria una fuerza para sacar del reposo una idea (primera ley de Newton). UCDM, en paralelo con otras ideas liberadoras de multitud de caminos espirituales, está siendo una de esas fuerzas.

En el universalismo:

– nadie es especial, todos somos iguales

– todos somos bien recibidos, la marca de Dios es universal

– los conflictos se resuelven al aquietarnos y permanecer en la presencia. Desde la presencia, surge la voz que habla al otro. Desde la presencia surge la escucha al otro.

– los diversos términos se hermanan y disuelven. Amor, Paz, Espíritu, Vacío, Presencia, Dios son sinónimos de la Consciencia única que somos.

No hay prisa. Tenemos la eternidad para seguir participando en el juego del miedo, el odio y el dolor. El pluriverso es hipnótico, muy entretenido, un auténtico drama.

Aplaudamos cuando termine la función. ¡Bravo!

18. Con ellos

Tiempo de lectura: < 1 minuto

Frase de Un Curso de Milagros: «Ayúdales ofreciéndoles tu mente unificada para su beneficio, tal como yo te ofrezco la mía en beneficio de la tuya. Solos no podemos hacer nada, pero juntos nuestras mentes se funden en algo cuyo poder es mucho mayor que el poder de sus partes separadas. Puesto que nuestras mentes no están separadas, la Mente de Dios se establece en ellas como nuestra mente. Esta Mente es invencible porque es indivisa.» (UCDM, T. 8, V-1).

Mensaje: Me siento. Nos unimos. Somos invencibles.

Hoy me he enterado que ha muerto un alumno y Marie Fredriksson, de Roxette. Él, súbitamente, ella, de una larga enfermedad. He sentido una pena honda y tranquila. Me han venido recuerdos, algunos muy antiguos. Canciones, conversaciones.

Me he sentado a meditar con ellos. Y he intentado acercarme, estar ahí.

Somos una conciencia única. Puedo estar con vosotros, incluso cuando no llegue a tener la certeza. Estoy con vosotros porque quiero realmente estarlo.

Oía hoy esta charla de Rupert Spira, en la que ofrece un modelo de conciencia. Explica que al igual que nuestra mente, al dormir, tiene que olvidar su parte despierta (y sigue siendo una única mente), así la consciencia colectiva (que es Única), al localizarse en cada mente en particular, se olvida de su localización en el resto. Ella es todas las mentes simultáneamente, pero de forma olvidadiza en cada una en particular.

 Sois, somos invencibles.

17. Un curso que es un curso es un curso

Tiempo de lectura: < 1 minuto

Frase de Un Curso de Milagros: «Un desierto que es un desierto es un desierto. Puedes hacer lo que quieras en él, pero NO PUEDES cambiarlo de lo que ES. Todavía carece de agua, por eso es un desierto» (UCDM Urtext).

Mensaje: Piérdele el respeto, tócalo, hazte uno con él. Desgastado mejor que nuevo. En la mesita de noche, mejor que sobre un atril en el salón.

Estaba leyendo el Curso anoche y de pronto me vino la idea tonta y evidente que tenía un CURSO entre manos, que estaba estudiando. El libro está subrayado con lápiz verde, azul y rosa, como los apuntes de la carrera. A veces me da como un poco de pena. Si fuera una Biblia, estaría impoluto, de puro respeto. Y entonces, digo, ‘no, que es un curso’.

Es muy útil subrayar, puedes volver a los pasajes clave rápidamente. Es increíble como el texto toma vida en cada lectura, es como si la voz de Jesús fuera cada vez más cercana, más informal. ¡Tiene vida propia!

Mucha gente en los círculos de espiritualidad piensa que no hace falta estudiar. Estoy seguro que esto es verdad para ellos. Pero mi caso es muy especial. Estoy en un estado de trance profundo y no puedo descartar ninguna ayuda. Mi cabeza está muy loca. Me creo que soy un cuerpo, que me llamo X y que todo lo que veo a mi alrededor es verdad verdadera.

Este Curso que es un curso me ayuda a ver más allá de este mundo que es un desierto, desierto, de esos en los que no hay agua. Y nos gusta el agua fresca ¿no?

16. Meditación y 4 elementos

Tiempo de lectura: < 1 minuto

Frase de Un Curso de Milagros: «El entendimiento de los inocentes es la verdad. Por eso es por lo que sus altares son verdaderamente radiantes.» (Texto, Cap. 3, I, 8).

Mensaje: Somos seres multidimensionales, un lío. Al pelar la cebolla, nos quedamos sin cebolla.

En muchas prácticas de meditación se comienza por un proceso secuencial por el que se presta atención de fuera a adentro, empezando por el cuerpo, continuando por las emociones, después los pensamientos hasta llegar a la presencia. Me vino la idea de los 4 elementos de la naturaleza y en el esoterismo se relacionan así: cuerpo-tierra, emoción-agua, pensamiento-aire y ser-fuego.

Meditacion y 4 elementos. Un curso feliz. Un curso de milagros.
Fases en la meditación, de lo más denso a la nada.

Es un proceso de simplificación, desaparición y desvelamiento, hasta llegar al altar, nuestro núcleo profundo, todo vacío, todo pleno. Es un desmorone, un derretimiento, una alquimia de transmutación de elementos hasta alcanzar el espacio que todo lo permite.

Es duro ser multidimensional. Surge la confusión, ¿pero qué soy? ¿Qué es esta locura de estados? ¿Con cuál me quedo?

Sólo hay un nivel que permanece. Cuando la tierra se aquieta, las aguas se calman y el aire enmudece, lo intuimos. Es una luz tenue, humilde, discreta. Total, tan sólo es eterna, no más.

15. La Verdad, no sé

Tiempo de lectura: < 1 minuto

Frase de Un Curso de milagros: «Los maestros de Dios proceden de todas partes del mundo y de todas las religiones, aunque algunos no pertenecen a ninguna religión… Este manual está dedicado a una enseñanza especial, y dirigido a aquellos maestros que enseñan una forma particular del curso universal. Existen muchas otras formas, todas con el mismo desenlace.» (¿QUIÉNES SON LOS MAESTROS DE DIOS?, Manual para el maestro, edición FIP).

Mensaje: Si nuestra verdad deja algo fuera, rompamos la cerca. No es la Verdad. Necesitamos algo más grande.

Hoy me levanté pensando en la Verdad.

Y la verdad, no lo tengo muy claro.

Muchos caminos ofrecen versiones de la Verdad, entiendo que parciales, dadas las diferencias entre ellas. Quizá encajándolas todas juntas, como un collage, tengamos una visión ¿aproximada? ¿distorsionada?  

Cuando creemos una verdad que creemos que es la Verdad nos ponemos serios. Invertimos fajos de ego en el número 22 negra. Nos jugamos mucho. Toda nuestra identidad está ahí, en el girar de la ruleta.

Imagina en el final de los tiempos, un representante de cada religión, de cada camino espiritual, todos juntos, esperado desvelar el misterio. Dios hace girar la ruleta. Es el momento de desvelar la Verdad. ¿Quién ganó en la apuesta? Qué emoción.

Para mí Un curso de milagros no es la Verdad. Pero es una verdad que me suena verdadera.

Amar lo es todo. Es lo único que existe. ¿Hizo el Amor daño a alguien?

En este mundo aparentemente hay que apostar, hay que creer.

Un curso de milagros es lo mejor que he podido encontrar.

Amor verdadero.

14. No resistas. Mejor Zs

Tiempo de lectura: < 1 minuto

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Habéis oído que se dijo: “Ojo por ojo, diente por diente”. Pues yo os digo: No resistáis al mal; , antes bien, al que te abofetee en la mejilla derecha ofrécele también la otra; al que quiera pleitear contigo para quitarte la túnica, déjale también el manto; y al que te obligue a andar una milla vete con el dos. A quien te pida da y al que desee que le prestes algo no le vuelvas la espalda» (San Mateo 5,38-42).

No sé por allí, pero por estos lares las sobremesas son intensas. Política, medio ambiente, cambio climático, feminismo,… ¡Oh, boy!

Hay un comentario generalizado, del tipo ‘los malos están ganando’. Claro, no tenemos muy claro quién son los malos. Sabemos que el material del mundo es neutro, pero cuando sale de nuestra fábrica mental ya está coloreado. Y parece haber un montón de fábricas diferentes. ¡Oh, boy!

¿Por qué luchar? ¿Por qué resistir? Qué cansado es todo. ¿No podemos saltarnos eso e ir directamente a lo que merece la pena? Quiero ayudar, hagámoslo. Quiero mejorar esto, mejorémoslo. Puedo ahorrarme el aspaviento, me quedo con el gesto silencioso de amor.

¿Se ha visto alguna vez a algún zombie enfadarse? Ellos van a lo suyo. No hay pérdida de tiempo, derroche de energía, un caminar seguro y eficiente. Cambiemos el mordisco por el gesto amable.

Podemos dejar a Trump, a Vox, a los separatistas, a los odiadores, a los moralistas, a los justos, a nuestro ego (la lista es más larga, ‘Oh boy!) con sus gritos y muecas. ¡Se energizan con nuestros ‘pensamiedos’!

¿ Quién puede resistir a un propósito unificado? ¿ Quién puede detener el Amor?

RESUMEN DEL LIBRO DE EJERCICIOS PARTE I

Tiempo de lectura: 2 minutos

LECCIONES 1-19: EL ORIGEN DE LA PERCEPCIÓN

EL MUNDO Y MIS PENSAMIENTOS SON NEUTRALES

El mundo no tiene significado en sí mismo (L1). Soy yo el que le doy significado al interpretarlo (L2). No entiendo nada de lo que veo, cuando lo miro realmente sin asociaciones pasadas (L3). Con mis pensamientos pasa igual, tampoco significan nada (L4).

SÓLO VEO EL PASADO

Nunca estoy enfadado por las razones que creo (L. 5), ya que el mundo de las formas no es causal. Estoy enfadado porque veo algo que no está ahí (L. 6). Sólo veo el pasado en las cosas, mis viejas ideas sobre ellas (L. 7). Mi mente se preocupa por pensamientos pasados (L. 8). El proceso de percepción consiste en proyectar nuestros pensamientos hacia afuera, pensamientos que proceden de interpretaciones pasadas.

MIS PENSAMIENTOS NO SON REALES

Esos pensamientos no son reales, son fantasmas sin entidad, es no pensar en absoluto, como si nuestra mente estuviera en blanco. No veo nada como es ahora (L. 9). Mi pensamientos no significan nada (L. 10). Nuestros pensamientos ordinarios son también exteriores como el mundo ahí afuera. Mis pensamientos sin significado me muestran un mundo sin significado (L. 11). Son nuestros pensamientos los que determinan el mudo que vemos.

HEMOS CREADO UN MUNDO SIN SIGNIFICADO

Estoy enojado porque veo un mundo sin significado (L. 12). El mundo no es bueno ni malo. Nosotros hemos escrito sobre el mundo lo que queríamos ver. Pero podemos dejar a Dios que con Su palabra escriba sobre las nuestras. Esto nos haría realmente felices. Un mundo sin significado genera miedo (L. 13). Nada sin significado existe. Reconocer que lo que hemos fabricado no tiene significado puede generarnos ansiedad. Es como si el ego y Dios se pelearan para escribir en una página en blanco. Es esencial reconocer que es una página en blanco sin sentir miedo, es simplemente una ilusión. Dios no creó un mundo sin significado (L. 14). El mundo que hemos fabricado no existe, sólo lo que Dios crea existe. Mis pensamientos son imágenes que he fabricado (L. 15). Cada pensamiento genera una imagen que es la que vemos. Ver es simplemente generar imágenes a través de nuestros pensamientos.

NADA ES NEUTRAL

No tengo pensamientos neutrales (L. 16). Todo lo que ves es resultado de tus pensamientos. No hay pensamientos ociosos, dado que han sido capaces de generar todo un mundo. Cada pensamiento que produces contribuye a la verdad o a la ilusión, paz o guerra. No veo cosas neutrales (L. 17), porque son fabricadas por pensamientos no neutrales. El pensamiento viene siempre antes de la percepción. Esto va contra el pensar del mundo.

SÓLO HAY UNA MENTE

No estoy solo cuando experimento los efectos de mi pensamiento (L. 18), ya que todas las mentes están unidas. Tampoco soy el único que experimenta los efectos de mis pensamientos (L. 19). El pensamiento y sus efectos son simultáneos, no hay separación entre causa y efecto. No hay pensamientos privados. Esto puede generar un enorme sentido de responsabilidad.

13. Los idiotas

Tiempo de lectura: < 1 minuto

Idiota es una palabra derivada del griego ἰδιώτης, idiōtēs («persona privada de habilidad profesional», «compatriota», «individuo»), de ἴδιος, idios (privado, uno mismo). Empezó usándose para un ciudadano privado y egoísta que no se ocupaba de los asuntos públicos (Wikipedia, 17 noviembre 2019).

Moverse como un babuino. Sentir algo que no sabes de dónde viene. Katsugen.

O como en Tierra de Ángeles (Kay Pollak, 2004). Cantar, mientras das golpes con el pie en el suelo. Entonar un La personal, que se hace colectivo, sinfonía maravillosa.

Ser tan idiota como para pedir que se aparte para que no te tape el sol.

Idiota, hasta dejarte matar. ‘Saluditos’, tres días después.

¿Cómo hacer nada, si no sé ni siquiera ser yo? ¿Cómo salir a la calle si no estoy a gusto en Casa?

Por favor, danos conocimiento para ser más idiotas.