16. Meditación y 4 elementos

Tiempo de lectura: < 1 minuto

Frase de Un Curso de Milagros: «El entendimiento de los inocentes es la verdad. Por eso es por lo que sus altares son verdaderamente radiantes.» (Texto, Cap. 3, I, 8).

Mensaje: Somos seres multidimensionales, un lío. Al pelar la cebolla, nos quedamos sin cebolla.

En muchas prácticas de meditación se comienza por un proceso secuencial por el que se presta atención de fuera a adentro, empezando por el cuerpo, continuando por las emociones, después los pensamientos hasta llegar a la presencia. Me vino la idea de los 4 elementos de la naturaleza y en el esoterismo se relacionan así: cuerpo-tierra, emoción-agua, pensamiento-aire y ser-fuego.

Meditacion y 4 elementos. Un curso feliz. Un curso de milagros.
Fases en la meditación, de lo más denso a la nada.

Es un proceso de simplificación, desaparición y desvelamiento, hasta llegar al altar, nuestro núcleo profundo, todo vacío, todo pleno. Es un desmorone, un derretimiento, una alquimia de transmutación de elementos hasta alcanzar el espacio que todo lo permite.

Es duro ser multidimensional. Surge la confusión, ¿pero qué soy? ¿Qué es esta locura de estados? ¿Con cuál me quedo?

Sólo hay un nivel que permanece. Cuando la tierra se aquieta, las aguas se calman y el aire enmudece, lo intuimos. Es una luz tenue, humilde, discreta. Total, tan sólo es eterna, no más.