46. De convulsiones, madres y nada

Tiempo de lectura: < 1 minuto

Te vi en el parque esta mañana paseando al perro. Había una señora haciendo lo propio con su perro C. Llevaba guantes y mascarilla.

De repente, C empezó a convulsionar. Estaba en el suelo, lleno de miedo, espuma en el hocico. Ella comenzó a llorar. Le había pasado sólo una vez, hace ya muchos años. Restos de un vómito de hierba a su lado.

Te acercaste corriendo. «¿Qué se puede hacer?». Ella, «Nada, tan sólo esperar».

Tú querías abrazar a C, darle besos y decirle que no pasaba nada. ¡Pero no podías (Covid mediante)!

Pediste un milagro en tu mente.

C se levanta. Tambaleante. Se va estabilizando. Y poco a poco se va recuperando. Ella ríe todavía con lágrimas en los ojos.

Otro hombre con un perro pasa en ese momento. «Es normal. ¡Cuando comen hierba les puede suceder eso! Ya mismo se le pasa». Y se va.

¿Qué ocurrió aquí? ¡No sé!

Sólo sé que quisiste ser como una madre. Elegiste ayudar sin tener miedo, sin lágrimas. Simplemente ayudar sin dar realidad a lo estaba pasando. Hacerte cargo de las causas sin prestar atención al ruido y a la furia.

Ver las formas NO nos ayuda a entender lo que ocurre en el mundo de la forma. Hay una corriente de significado detrás, invisible, todo un mundo de pensamientos y decisiones que florecen en el mundo, como surgiendo de la «nada».

Esa «nada» es más real que esto que tengo delante de mis narices.

28. Como ángeles

Tiempo de lectura: < 1 minuto

En el Curso se habla de nuestra condición de Hijos de Dios continuamente lo que nos hace eternos, inocentes, íntegros. Pero nos cuesta quitarnos nuestro disfraz humano. De hecho el ser Hijos nos refuerza la tendencia a vernos como un cuerpo.

Estoy leyendo Ángeles en mi cabello de Lora Byrne. Es una escritora irlandesa que ha estado comunicándose con ángeles desde que era niña. No es de extrañar, con la sensibilidad que nos caracteriza, mucha gente (familia incluida) pensaba que era retrasada.

En el Curso los ángeles se mencionan como seres divinos que no llegan a la categoría de Hijos. Son como unos primos nuestros, que nos intentan ayudar continuamente, aunque normalmente no los dejamos ni a tiros, que ya nos arreglamos nosotros.

Bueno, pues estaba pensando que me es de gran ayuda imaginarnos como ángeles. Los Hijos de Dios somos seres luminosos y perfectos, pero encarnados en personajes con disfraces opacos y caras largas viviendo en un mundo Mad Max (máxima locura). Somos seres extraterrestres, de un resplandor inimaginable, pero pasando unas vacaciones pagadas en un mundo chungo.

Estamos hartos de aparentar ser humanos. Arranquémonos el uniforme, la peluca y la careta. Ya es hora de mostrarnos como nuestros Padres nos trajeron al mundo.

¡Millones de vatios!

15. La Verdad, no sé

Tiempo de lectura: < 1 minuto

Frase de Un Curso de milagros: «Los maestros de Dios proceden de todas partes del mundo y de todas las religiones, aunque algunos no pertenecen a ninguna religión… Este manual está dedicado a una enseñanza especial, y dirigido a aquellos maestros que enseñan una forma particular del curso universal. Existen muchas otras formas, todas con el mismo desenlace.» (¿QUIÉNES SON LOS MAESTROS DE DIOS?, Manual para el maestro, edición FIP).

Mensaje: Si nuestra verdad deja algo fuera, rompamos la cerca. No es la Verdad. Necesitamos algo más grande.

Hoy me levanté pensando en la Verdad.

Y la verdad, no lo tengo muy claro.

Muchos caminos ofrecen versiones de la Verdad, entiendo que parciales, dadas las diferencias entre ellas. Quizá encajándolas todas juntas, como un collage, tengamos una visión ¿aproximada? ¿distorsionada?  

Cuando creemos una verdad que creemos que es la Verdad nos ponemos serios. Invertimos fajos de ego en el número 22 negra. Nos jugamos mucho. Toda nuestra identidad está ahí, en el girar de la ruleta.

Imagina en el final de los tiempos, un representante de cada religión, de cada camino espiritual, todos juntos, esperado desvelar el misterio. Dios hace girar la ruleta. Es el momento de desvelar la Verdad. ¿Quién ganó en la apuesta? Qué emoción.

Para mí Un curso de milagros no es la Verdad. Pero es una verdad que me suena verdadera.

Amar lo es todo. Es lo único que existe. ¿Hizo el Amor daño a alguien?

En este mundo aparentemente hay que apostar, hay que creer.

Un curso de milagros es lo mejor que he podido encontrar.

Amor verdadero.

14. No resistas. Mejor Zs

Tiempo de lectura: < 1 minuto

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Habéis oído que se dijo: “Ojo por ojo, diente por diente”. Pues yo os digo: No resistáis al mal; , antes bien, al que te abofetee en la mejilla derecha ofrécele también la otra; al que quiera pleitear contigo para quitarte la túnica, déjale también el manto; y al que te obligue a andar una milla vete con el dos. A quien te pida da y al que desee que le prestes algo no le vuelvas la espalda» (San Mateo 5,38-42).

No sé por allí, pero por estos lares las sobremesas son intensas. Política, medio ambiente, cambio climático, feminismo,… ¡Oh, boy!

Hay un comentario generalizado, del tipo ‘los malos están ganando’. Claro, no tenemos muy claro quién son los malos. Sabemos que el material del mundo es neutro, pero cuando sale de nuestra fábrica mental ya está coloreado. Y parece haber un montón de fábricas diferentes. ¡Oh, boy!

¿Por qué luchar? ¿Por qué resistir? Qué cansado es todo. ¿No podemos saltarnos eso e ir directamente a lo que merece la pena? Quiero ayudar, hagámoslo. Quiero mejorar esto, mejorémoslo. Puedo ahorrarme el aspaviento, me quedo con el gesto silencioso de amor.

¿Se ha visto alguna vez a algún zombie enfadarse? Ellos van a lo suyo. No hay pérdida de tiempo, derroche de energía, un caminar seguro y eficiente. Cambiemos el mordisco por el gesto amable.

Podemos dejar a Trump, a Vox, a los separatistas, a los odiadores, a los moralistas, a los justos, a nuestro ego (la lista es más larga, ‘Oh boy!) con sus gritos y muecas. ¡Se energizan con nuestros ‘pensamiedos’!

¿ Quién puede resistir a un propósito unificado? ¿ Quién puede detener el Amor?

13. Los idiotas

Tiempo de lectura: < 1 minuto

Idiota es una palabra derivada del griego ἰδιώτης, idiōtēs («persona privada de habilidad profesional», «compatriota», «individuo»), de ἴδιος, idios (privado, uno mismo). Empezó usándose para un ciudadano privado y egoísta que no se ocupaba de los asuntos públicos (Wikipedia, 17 noviembre 2019).

Moverse como un babuino. Sentir algo que no sabes de dónde viene. Katsugen.

O como en Tierra de Ángeles (Kay Pollak, 2004). Cantar, mientras das golpes con el pie en el suelo. Entonar un La personal, que se hace colectivo, sinfonía maravillosa.

Ser tan idiota como para pedir que se aparte para que no te tape el sol.

Idiota, hasta dejarte matar. ‘Saluditos’, tres días después.

¿Cómo hacer nada, si no sé ni siquiera ser yo? ¿Cómo salir a la calle si no estoy a gusto en Casa?

Por favor, danos conocimiento para ser más idiotas.

9. El lío de la confusión de niveles

Tiempo de lectura: 2 minutos

Una de las cuestiones que choca más al principio del estudio de Un Curso de Milagros es el concepto de los niveles y de su confusión. He realizado un pequeño diagrama explicativo según como lo veo:

He utilizado colores más tenues en dirección descendente para visualizar la disminución en los niveles de causalidad o realidad. Para mí ha sido muy importante estos últimos meses reconocer la importancia del libre albedrío (ubicado en el nivel mental pero muy cerca del alma). Es un tema que en algunos círculos espirituales se niega o devalúa tendiendo al determinismo, lo cual niega nuestro potencial creador y libertad, características básicas de la Filiación. Creo que en UCDM es un tema esencial la necesidad de tomar un DECISIÓN para ver las cosas de otra manera, tal y como hicieron Helen y Bill. Esa decisión implica decantarse por el amor (sistema del Espíritu Santo) o del miedo (sistema del ego). Nuestra voluntad siempre está siendo empujada en dos direcciones opuestas. La voluntad dirige nuestro pensamiento, que motiva nuestras emociones y en última instancia nuestro comportamiento.

El nivel 0 (el del alma en Dios) es según el Curso la única realidad, es el nivel de la eternidad e igualdad, un océano de paz y amor. El nivel 1 es el nivel de la mente, de los conflictos y toma de decisiones, el nivel del aprendizaje activo. El nivel 2 es el nivel del cuerpo, de los efectos de las decisiones, el mundo virtual que sirve de tablero para el aprendizaje. Confundimos niveles cuando tratamos de arreglar aspectos de un nivel utilizando herramientas de niveles inferiores. La prioridad causal es siempre descendente, nunca ascendente.

8. El Golpe

Tiempo de lectura: < 1 minuto

Desde hace poco tiempo me divierte interpretar canciones pop como oraciones, como bombas de creatividad que, más allá del mensaje directo, llevaron al artista a conectarse con el anhelo más profundo de su alma, y que imagino que identifico, independientemente del género y de la intención inicial del artista, (que aparentemente no puede estar más alejada). Más allá de los Planetas, con “el para ser yo mismo cómo tengo que ser”, que es un básico, porque tiendo a dejarme a llevar y a perderme en el hacia dónde tengo que ir. Hay pistas que en la maraña de la consciencia siento que dicen, “por ahí, por ahí vas bien, no hace falta que sepas dónde o cuál es la meta ahora…” Hay una luciérnaga iluminando ese trocito de camino o un Golpe, como la canción de Amatria, moverme por el Golpe, por un click en tu cabeza que te da la luz de la acción, de lo que tienes que dar o hacer ahí, por el golpe, busco el golpe.., sí como en un vídeojuego.

6. Está genial pero

Tiempo de lectura: < 1 minuto

Vivimos en un mundo lleno de pequeños compartimentos, de diminutas cajitas con etiquetas. Esto aquí, tú eres de allí. Y cada vez aparecen más nombres para cosas antes no delimitadas, lo que implica más divisiones. Pensé en esto al ver esta pintura:

Graffiti en muro "Yo sí te creo". Un curso feliz.

Y el mensaje es genial. Pero me surge la duda si este mensaje que en sí implica unión (verdad) conlleva un trasfondo de separación. Yo sí te creo, no como… El feminismo que en sí ha implicado tradicionalmente igualación (amor) sufre en ocasiones (en sus versiones extremas) el ataque de los ‘separatistas’. Y esto vuelve a producir un mundo más dividido.

Estamos viviendo una edad de oro en el separatismo en todo el globo. Y, en España, pues también. Hay separación entre izquierda y derecha, hombres y mujeres, independentistas y españolistas… Mi opinión en esto es que cuanto menos separación, pues mejor. Es decir, el españolismo tiene mayor potencial que el independentismo catalán, vasco o andaluz, pero el europeísmo es una visión mucho más deseable que el españolismo. Así hasta llegar al globalismo (un futuro gobierno mundial, como la ONU pero a lo grande) o universalismo (con gobiernos interplanetarios tipo Startrek).

En espera de que surja un movimiento político universalista, me despido melancólicamente.

3. Grandes profesores

Tiempo de lectura: < 1 minuto

Hoy sólo quiero recordar a profesores que me han acompañado estos años:

1. Robert Perry y The Circle of Atonement

La Edición Anotada Completa de Un Curso de Milagros ha sido un milagro para todos. Sólo existe versión en inglés. Ha cambiado toda mi percepción del curso.

https://circleofa.org

Tienen un canal en Youtube muy interesante con conversaciones sobre temas especificos de UCDM.

2. Community Miracles Center en San Francisco

Liderados por Tony Ponticello, emiten las reuniones del grupo los domingos en su canal de Youtube.

https://www.miracles-course.org/

https://www.youtube.com/channel/UCdXT5YsEt6PvzRjctfO1lsw

3. Lisa Natoli y the Teachers of God Foundation

Lisa y Bill han creado la fundación TGF. Emiten las reuniones de los viernes en su canal de Youtube.

https://www.teachersofgod.org

https://www.youtube.com/channel/UCDr674JgnNunhplpiQdLXtw

Resumen_Capítulo_1_Texto_Parte1

Tiempo de lectura: 2 minutos

Para mí el Capítulo es una descripción de las leyes del amor, tal y como podría encontrarse en un manual de física como por ejemplo la ley de la gravedad. El Capítulo 1 es el más importante del libro. Por eso el curso es un Curso de Milagros y por eso los principios se encuentran en el primer capítulo, constituyendo los cimientos del resto de la enseñanza de J.

1. Los milagros como expresión de Amor

El milagro es una expresión, un acto, un gesto de amor. Es la forma en que se expresa el amor en el mundo físico que aparentamos vivir.

Todos los milagros son iguales, no hay grandes ni pequeños (P. 1). Igual que para unos padres, a todos los hijos se les quiere igual. En sí, los milagros no son lo esencial, sino el amor que los inspira (P. 2 y 3). En nuestro estado natural (que aparentamos perder en la Separación), hacer milagros sería natural, como respirar, no conllevaría ningún esfuerzo (P. 4 y 5). Los milagros son la consecuencia lógica de nuestra naturaleza como Hijos del Amor. De Amor estamos hechos, ¿qué podríamos expresar si no? Pero al estar desconectados de nuestro estado natural, hemos de purificar nuestra mente para volver a casa.

2. Los milagros son un intercambio

En este intercambio, tanto el dador como el receptor nos curamos, todos ganamos (P. 7). Proceden del que aparenta tener más hacia el que menos, pero no cumplen la ley de la conservación de la materia, porque el amor crece (se extiende) en la transferencia (P. 8 y 9). ¿De dónde viene el Amor? Procede de la oración y la meditación, de conectarnos con la fuente misma, de enchufarnos al Amor-Dios. Es un ciclo VIRTUOSO de creación y extensión de más Amor (P. 11).